¿Qué es el estado del arte? Aprende cómo hacerlo con esta receta
que es el estado del arte

¿Qué es el estado del arte? Aprende cómo hacerlo con esta receta

Seguimos con nuestra misión de ayudarte con nuestros artículos para que entiendas progresivamente más aspectos del vasto mundo académico. Ya hemos conversado antes sobre los TFG, TFM, tesis o trabajos de investigación, así que ya sabemos sus diferencias y cómo realizar algunos de sus apartados, sin embargo, siempre hay más por aprender… teniendo esto en cuenta, sabemos que el título del artículo ya te ha iluminado el tema que conversaremos y que has llegado al sitio adecuado, hoy te ofreceremos una receta para entender qué es el estado del arte.

No hay receta sin ingredientes, así que coge papel y lápiz para seguir los pasos que te brindaremos en esta preparación para cocinar a fuego lento. ¡Vamos!

Ingrediente n°1: Una pizca de conceptos básicos

El estado del arte es un esfuerzo investigativo inicial (antes de desarrollar los elementos centrales de tu propio trabajo) en el que vas a encender tu escáner del mundo académico para buscar investigaciones, artículos, libros o cualquier otro producto científico que tenga similitudes con el trabajo que vas a realizar.

Si hacemos un ejercicio de simplificar la esencia de lo que significa, el estado del arte es una estrategia para que conozcas sobre qué terreno estás, qué se sabe de este tema, qué tipos de investigación se han realizado, con qué profundidad se han abordado antes, etc. La idea es que, así como el muro de una red social como Instagram o Facebook tiene arriba lo más nuevo o significativo para ti, el estado del arte es el muro que vas a crear con investigaciones que son importantes para el área de estudios y que te interesa seguir porque su información es relevante.

Y hablando en términos más técnicos, esta es una etapa de revisión bibliográfica en la que buscarás trabajos relacionados con la temática que vas a desarrollar, cumpliendo con algunos criterios específicos que serán una guía para ti tanto en el descubrimiento y comprensión del contexto de la investigación como en el enriquecimiento de la misma.

Ingrediente n°2: Una taza de criterios claros

Los criterios son muy variados, la búsqueda de investigaciones puede ser inmensa o no dependiendo de los parámetros que definas para su selección, si tomas de referencia los siguientes aspectos, la tarea de reducir la cantidad de información a procesar será más sencilla:

  1. Límites temporales: este es un criterio bastante común, algunas universidades incluso ya definen que utilices de referencia estudios no mayores a 5 o a 10 años de antigüedad dependiendo del área de estudios. Si para tu investigación es importante la vigencia de datos o estado actual de una problemática, siempre es recomendable buscar las investigaciones más recientes.
  2. Escala: Si tu investigación apunta al estudio de una temática y su ocurrencia a nivel global, cualquier otra investigación que tenga relación y trabaje información al mismo nivel puede ser útil como referencia. Este mismo criterio lo puedes aplicar con investigaciones que trabajen a un nivel nacional, en un país específico, en una región específica o incluso en un rubro determinado.
  3. Metodología: Si tu investigación ya tiene aproximado o definido el diseño metodológico que utilizará, un buen parámetro de referencia es buscar otros estudios que hayan aplicado el mismo método para observar de qué manera lo han hecho y cómo ha sido su forma de presentarlo.
  4. Enfoque: Si tu investigación tiene una perspectiva más social, técnica, pedagógica, descriptiva, científica, o cualquiera que sea, lo ideal es que intentes ubicar estudios que presenten la misma forma de orientar y desarrollar el contenido, así te será más sencillo e interesante conducir tu trabajo.

Ingrediente n°3: Un kilogramo de estructura

La forma en la que vas a presentar tu estado del arte puede variar dependiendo de tu universidad y las características de tu trabajo, normalmente utilizarás alguna de estas:

  • La primera es una que es más argumentativa en la que vas a presentar de forma fluida los elementos centrales de los estudios que has seleccionado.
  • La segunda es una más declarativa o esquemática, en la que podrás hacer uso de tablas como también de la redacción en un párrafo común y corriente. Únicamente, enunciarás alguno de los aspectos más representativos para el lector.

Te sugerimos que converses con tu tutor o tutora cuál de estas opciones podrías utilizar. En cualquier caso, la estructura es fundamental, así que más abajo te dejamos una tabla que puedes usar de referencia para tu investigación cuando estés en la búsqueda de los estudios que integrarán tu estado del arte:

estadp del arte en tfg

TituloAutorFormato y ReferenciaMetodologíaResumenConclusiones¿Qué puede aportar esta investigación?
1       
2       
3       
4       

Siempre ten a la mano este formato. En caso de que consigas algún trabajo que sea una joya porque te sirve mucho y puede nutrir tu comprensión del área de estudios y, por ende, la calidad de tu investigación pasa su información a este cuadro. Esta es una buena forma de tener toda la información centralizada, te permitirá ver de forma global cuáles son los puntos fuertes en tu estado del arte, qué estudios tienen más afinidad, cuáles aportan más, de qué forma y cuáles áreas requerirían más esfuerzos en la búsqueda de contenido.

Además, si te estás preguntando… ¿Qué es el estado del arte de un anteproyecto? En muchos casos puede ser la mera presentación de este cuadro con las investigaciones que hayas seleccionado. Es una buena manera de poner tu investigación en contexto y que se pueda evidenciar que tienes sustentos teóricos que respaldan el tipo de estudio que deseas realizar.

Ingrediente n°4: Un puñado de argumentos frescos

No importa cuál sea tu tipo de trabajo, el estado del arte TFG, TFM, tesis o trabajo de investigación es una forma en la que vas a condensar el conocimiento más vigente o relevante en el área de estudios que deseas abordar, una fotografía sobre lo hecho, sus avances, las formas en las que se hicieron, los desafíos u oposiciones que existieron y los problemas que aún siguen sin resolver, etc.

Entonces… ¿En qué momento se añade la frescura? Desde el primer instante en que vas a iniciar la redacción de tu estado del arte, el desarrollo de las ideas debe ser una conversación en la que inicialmente vas a dejar que el estudio se presente, con todas sus características, fortalezas y debilidades, luego de que ya se sabe qué es, es tu momento de responder y argumentar las razones de por qué es interesante, por qué es relevante y desde qué perceptiva te está aportando algo. Esta es una etapa importante, porque te estás distinguiendo de la fotografía que te ofrece el estado del arte y estás imprimiendo lo novedoso que pretende lograr tu propia investigación, los tomas como referencia, los comprendes, para luego finalmente iniciar tu propia preparación.

Ahora, para cerrar, no hay mejor final para una receta que una frase francesa para celebrar…  ¡et voila, c’est tout!

Hasta aquí hemos llegado por hoy, si quieres leer más sobre esto aquí te dejamos una guía, es muy completa para aquellas personas con ganas de profundizar en el tema de la elaboración del estado del arte. Igualmente, si tomas los consejos de la receta, ya tienes herramientas suficientes para comenzar.

¿Qué te ha parecido el artículo? Tenemos seguridad de que ya tienes más herramientas para saber qué es un estado del arte. ¿Te ha quedado alguna pregunta? Si tienes alguna dificultad o necesitas ayuda cuentas con nosotros, además, si quieres que hablemos sobre algún tema en particular déjanos un comentario, tu opinión es importante para nosotros.

Nos vemos en el siguiente artículo. ¡Un saludo!

¿Te ha gustado? Compártelo con tus amigos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *